Sunday, July 30, 2006

El Dami y Loca I

"El Dami" es el nombre de la nueva adquisición del mundo de Loca. Es consabido por todos que Loca no mantiene conversaciones con gente del todo normal, y aunque El Dami tenía el perfil universitario/empleado/contrajeycorbata/habitosafteroffice/celularcontapita/ pronto demostró caminar por la senda de un digno contacto de Loca.
El Dami y La Loca se conocieron un jueves a la noche. El no tenía batería en su celular, así que se auto-envió un mensaje de texto desde el teléfono de Loca para agendarse el número.

Eran las 9 de la mañana del día siguiente cuando suena el celular. Loca dormía profundamente, pero aún así atiende. Del otro lado se escucha un: “hola, ¿quién sos?”. Loca decide cortar antes de contestar a semejante pregunta existencial, cuya respuesta es totalmente incierta. El celular vuelve a sonar a los 5 minutos, Loca atiende y esta vez intenta mantener una conversación coherente con el Dami quién estaba del otro lado de la línea fresco y hablador. Loca se queda dormida con el teléfono entre su cara y la almohada y se despierta una hora después con el celular lleno de baba y 3 mensajes de texto que decían: ¿te quedaste dormida?.

Monday, July 10, 2006

Llamado a la solidaridad

Se solicita con suma urgencia datos sobre el paradero de Sola Como Loca Mala, conocida como Loca o Loca_Sola, quien osaba someterse a tests de embarazos on line con bloggers, chatear con personajes que tras hacerse pasar por hombres se revelaban como del genero opuesto, irse de campamento con Amiga y desvirgar adolescentes, meterse en camas ajenas con asidua cotidianeidad siempre con el cuidado apropiado, dejarse besar por chicos lindos que esperaban el colectivo y la corrían media cuadra, escuchar en los boliche teorías extrañas acerca del consumo de agua tónica, encontrarse con lectores desconocidos para intercambiar chupetines y enamorarse de personas equivocadas. De tez blanca y pelo rojo, en el momento de su desaparición vestía jogging que algún ex novio olvido en su cajonera, y frecuentaba cierto cantante de un banda de rock suburbana, también conocido como “el hombre de la bolsa”, con quien tras pelearse a muerte incontable cantidad de veces y jurarse no verse nunca mas, regresaban como siempre para dormir abrazados 4 de cada 7 noches de la semana, reírse juntos, charlar y ver peliculas, y quien fomenta el crecimiento de sus caderas y de sus granos mediante el consumo de rellenitas Chunky de dudosa procedencia y Ricardito, la golosina que mas se acerca a las Cremakoas tan queridas por la Loca.
Quienes puedan aportar datos acerca del paradero de Loca, solicitamos remitirlos con urgencia a la dirección: locaquierevoler@elhombredelabolsametienesecuestrada.com.ar.
Desde ya, muchas gracias.