Saturday, September 20, 2008

Verdades sabidas por todos, pero nunca antes escritas (por lo menos en este blog) N° 56

Dormir de Local, no es ni remotamente parecido
a Dormir de Visitante.

Saturday, September 13, 2008

Tobias es italiano y viene viajando por sudamérica desde enero. Aprendió a hablar español durante el viaje. Trabajó durante un año para pagarse el viaje, y no le queda mucha plata. Estuvo durante dos meses haciendo trabajos comunitarios en Perú, a cambio de techo y comida. Es lindo, muy lindo, parecido al Jesús que nos hicieron creer. Me convida un té y me dice que tiene frío (hacía 5 grados y andaba de sandalias y remera), le pregunto si tiene ropa más abrigada y dice que no.
A Tobias lo conocí en un Hostel en Rosario en el que estuve parando para desintoxicarme de un congreso que me tocó cubrir en la ciudad. Su ruta seguía por Córdoba, Mendoza, y nuevamente el centro comunitario de Perú antes de volver a Italia para las fiestas.

Mientras lo escuchaba hablar pensaba en la cantidad de vidas posibles por las que uno puede optar, si se anima a despegar del suelo.

Sunday, September 07, 2008

Un....

Durante su vida, uno se puede relacionar sentimentalmente con muchas personas. Con algunas entablar relaciones más profundas que con otras, claro. Con otras tener relaciones esporádicas, con otras entender que la cuestión tiene un límite, a otras dejarlas ir.
Pero de todas las personas con que una se relacionó, siempre existe una, una sola, que no entiende de cuestiones racionales, que se mezcla entre el viento de una tarde cualquiera, que aparece en cualquier pasaje de cualquier libro, que se filtra entre los estribillos de una canción. La mejor musa inspiradora para la letra de una canción, de un cuento, de una poesía, de una foto, de una pintura. En la que pensamos ante un acontecimiento inesperado: una nevada, la caída de las torres gemelas, el triunfo de Racing. La que queremos que esté al tanto de los acontecimientos relevantes en nuestra vida: una mudanza, un nacimiento, un ascenso, un reconocimiento, la compra de una calza violeta. Raro saber que existe esa persona, y no saber que esto podía ser así hasta que la conocemos. Existe una Maga, un Mr. Big, una Milena, una Yoko Ono, una Linda, un Nito Artaza. Solo una, Solo uno. Aunque antes y después hayan aparecido otros con quienes cultivamos un amor auténtico, El uno y la una, quedarán ahí intactos. Listos para ser recordados ante otro nuevo acorde, la escena de una película, el pasaje de un cuento, la esquina de un barrio ó una noche de mates y desvelos.