Skip to main content

Posts

Showing posts from September, 2006

El último aliento

Tardó en llegar, pero llegó justo en el momento en que se empezaba a preguntar si todavía quedaba alguien que a su edad nunca hubiese besado. Pero llegó. El primer beso llegó. Tenía gusto a cigarrillo mezclado con cerveza y amanecer de un día soleado de verano en la costa. Le llamó la atención la tibieza y suavidad de los labios al rozarse, la robustez de la lengua, la habilidad de los dientes para hacerse flexibles mientras el fenómeno ocurría.
Y después siguieron otros besos. Los segundos, con aire de Centro y gusto a plaza de Congreso. Con manos llenas de libros y carpetas que dificultaban los abrazos, y más lenguas y salivas y sangre burbujeante. También vinieron los besos clandestinos de los labios que se suponían prohibidos y tenían otro sabor. Sabor a Costanera Sur, a Corrientes y Florida, a deseo mezclado con culpa. En el medio también se registraron besos en plazas conurbanas e interminables besos en andenes con el guarda esperando para cerrar las puerta del tren.
Y como todo l…

Será de Dios

Jueves
Aproximadamente 8 de la mañana
Suena el portero

Me levanto. Camino hasta la cocina dónde está el portero mientras pienso: ¿quiénpuedeserquetoqueaestahora?. Levanto el tubo. Del otro lado, la voz de una señora dice:
-“Buenos días, vengo a informarte que Dios quiere ser tu amigo”.

Ajá.
Corto. Vuelvo a la cama pensando en que tendría que haberle pedido a la señora el teléfono del barba así lo llamaba a la tarde cuando estuviese mas despierta.
Duermo un par de horitas más. Me despierto.

Mebañomevistoledejolacomidaalgatotomoelsubte
llegoaltrabajoprendolamáquinabajanlosmails.

Encuentro un mail de una compañera del secundario. Lo abro. Era una presentación de powerpoint. Tenía unas láminas lindas, con leyendas extrañas, así que por curiosidad, llegué hasta el final. Y en la última presentación, al final de la última línea. Había una firma. La firmaba Dios.

Ajá. Tal vez al de barba no le simpatiza que me pase la tarde chateando con el diablo. Pero como yo sé que lee este blog. Quiero decirle que,…

Espera sentada

Y entonces una encuentra un asiento libre en el subte y se sienta. Se acomoda.
Se abren las puertas en la siguiente estación e ingresa una señorita que se para frente al asiento y de repente una se encuentra mirando un abdomen algo prominente.
Entonces, empieza la disyuntiva. Las opciones son dos y es una. O queda como una desalmada por no darle el asiento a una embarazada. O se lleva el premio a la persona mas odiada del día, de la semana o del mes, por darle el asiento a una señorita algo excedida de peso que creímos se encontraba en la dulce espera.

Almas nuevas

A veces, una tarde cualquiera, la personificación misma de la versión criolla del diablo se aparece para recordarme que ya viene siendo la hora de buscar nuevas almas y valorar las que quedan al costado. Que alguien dejó mi alma tirada por el mas bajo de los infiernos, y que el la tiene ahí, en un frasquito, pero está tan curtida la pobre que ni vale la pena bajar a buscarla.

Y entonces, una empieza a pensar que, como otras tantas veces, El de Barba es capaz de enfrentarme con un angel disfrazado de diablo para ayudarme seguir en el camino.

Las últimas líneas que te escribo

Entre las 19.30 y las 20 horas es cuando el dolor en el pecho comienza a hacerse mas agudo y se siente con mayor intensidad el vacío que deja la ausencia. Porque sabe que pasó un día más. Porque sabe que va a pasar una noche mas, y una mañana más en la que despierte y la almohada de al lado siga vacía. Y porque cae en la cuenta de que El no va a volver. Y así va a ser hoy, y mañana y pasado y tras pasado. Y dentro de su cabeza sólo resuenan las voces optimistas de los amigos, de los que siempre están para intentarle arrancar una sonrisa con algunas frases hechas. Que lo mejor es lo que va a venir. Que lo bueno se hace esperar. Que siempre podés aprender del que se va, aunque te deje llorando dos semanas seguidas.
Pero desde el mas oscuro pesimismo sólo piensa en por qué se supone que tiene que ser así. Por qué se supone que el orden natural de las cosas siempre gira hacia el bienestar y la felicidad.
Y es justo ahí, en el fondo de la mas profunda de las reflexiones pesimistas, en dónde …

Entrelíneas

Siendo las 19.30 de un día jueves, recibo el siguiente mail de Lula:

De: Lula
Para: Loca
Asunto: Loca!!

Lucha!!.. ¿cómo va todo?. Yo estoy acá clavada en la redacción hasta que termine lo de Blumberg. Pero pasame los titulares de tu semana. ¿Ya hubo bum bum con el cheff?

Respuesta:

De: Loca
Para: Lula
Asunto: Re: Loca!!!

Lula!!.. No. Todavía no hubo bum bum. Pero lo veo hoy. Y te digo todo en una línea:

Estoy estrenando conjunto de ropa interior